3 modelos de flexibilidad que benefician a tu empresa

La flexibilidad laboral es un tema que está en auge desde hace tiempo, sobre todo con la integración de la generación Millennial al mundo laboral, razón por la cual las compañías han decidido adoptar esquemas flexibles para brindar un equilibrio entre su vida privada, es decir, familia, ocio, actividades y el trabajo.

En ocasiones se pone como pretexto a esta generación como el motivo para implementar y poder tener la renombrada retención de talento, pero la verdad es que adaptarse a estos estándares de cultura empresarial, son útiles para cualquier persona sin importar los años que tenga, también para el bienestar de tu equipo y la compañía misma.

Es por ello que te mostrados los tres modelos de flexibilidad laboral que existen actualmente, y a los cuales puedes recurrir para renovar el ambiente dentro de tu empresa.

  1. Estándar libre: tus colaboradores deciden cómo desean trabajar, podrán asistir a la oficina o trabajar desde casa los días que ellos deseen, el 22% de los candidatos eligen su empleo por la flexibilidad en los horarios y la oportunidad de trabajar desde otros lugares, a muchos les funciona, pero son pocos los que se han atrevido a practicar este modelo.

Lo que te podemos recomendar es que exista un orden entre lo que se hace y lo que se quiere hacer, si el colaborador decidió tener 20 días de home office sin fechas, es decir, cuando él lo decida, debe existir la suficiente organización para llevar la contaduría de estos días tomados en el mes.

Libre no quiere decir que no exista una regulación.

  1. Modelo variable: se basa en el argumento de asistir obligatoriamente, pero en el horario en el cada uno lo decida, es decir, si la llegada a la oficina se le complica a las 9 am, podrá llegar a las 10 am y retirarse a las 2 pm, para continuar desde un café, espacio de coworking o en casa.

El colaborador es quien decide en qué horario asistir, cuándo hacer home office, a qué hora le conviene entrar, pero siempre tiene que ir a la oficina. El 26% de los candidatos prefieren un lugar con horarios de llegada y salida flexibles.

Cada persona es diferente, para algunas funciona la carne y para otras las ensaladas verdes, qué queremos decir con esto, ya sea por el transporte, vida personal o por fines cognitivos, no tienen el mismo desempeño en la mañana que en la tarde por eso es mejor ser adaptable.

  1. Esquema fijo-variable: es una combinación de los dos anteriores y aplicar en casos como: en la mañana es el festival de mi hijo, a la 1 pm puedo marcar la llegada al corporativo o la variable que se le desee dar. Con esta dinámica también podrán crear un horario que les quite menos tiempo en los traslados, por ejemplo: si el transporte a las 8 am es un caos, podrían preferir ingresar a las 11 am y así comenzar su día más relajados, etc.

¿Qué me brindan estos modelos de flexibilidad laboral como empresa?

Si decides emplear alguno de ellos, la productividad aumentará, pues les gusta laborar donde saben que pueden tener un equilibrio y no estarán presionados con su vida personal y profesional, por lo que también reducirá el estrés y por ende, pagos de seguros médicos por enfermedades.

A los profesionistas les gusta presumir los beneficios que ofrece su empresa. El objetivo de la flexibilidad laboral es que puedan desarrollar actividades, equilibrando su vida y sin limitar su crecimiento profesional.

4 de cada 10 candidatos toman como uno de los tres factores más importantes la flexibilidad de horarios para elegir empleo, según Manpower Group Solutions, lo que resultará en tu empresa como mayor atracción y retención de talento.

Finalmente, los costos de operación en la oficina disminuyen y lo más importante, tendrás colaboradores felices para que estén orgullosos de la compañía, además de que amarán su trabajo y asistirán con mejor actitud.