Errores más comunes al redactar un CV

En colaboración con Mejores Empleos

Enviar un CV con más de dos hojas puede provocar ¡que no lo lean!

Para niveles operativos y  hasta gerenciales la extensión debe ser de una cuartilla, para subdirectores en adelante, de dos cuartillas.

Poner textualmente como encabezado “Currículum Vitae” es redundante ¡no lo apliques!

Indicar datos de contacto incompletos o ficticios, en especial el domicilio, es un gran error que  puede  tener consecuencias mayores; tarde o temprano, el reclutador o tu empleador se darán cuenta de que no vives en la dirección que diste. Además, una vez dentro de la empresa, tu contrato puede ser rescindido por  haber dado información falsa, así, pueden despedirte con justa razón.

Escribir objetivos personales como “quiero desarrollarme personal y profesionalmente en una empresa de calidad”, es un enunciado que suena bien pero es muy ambiguo. Es mejor crear objetivos profesionales específicos, por ejemplo, qué ofreces a la empresa (tu propuesta única de ventas) y qué puesto quieres ocupar dentro de la organización.

Incluye una fotografía reciente (que no tenga más de un año) y en la que te veas profesional de acuerdo a tu perfil. No se viste igual un diseñador que un abogado. Debe ayudarte a vender tu imagen, por lo tanto, no es conveniente poner fotos de tu  graduación, tu boda, ni con vestido de noche, ni de las vacaciones. Debe ser tamaño infantil con fondo blanco y en la que estés viendo de frente.

Especificar información académica de primaria, secundaria y preparatoria, no es necesario, a menos que sea tu último grado de estudios.

No pongas datos de con tacto de exjefes, ni teléfonos de las empresas donde  trabajaste, esa información se especifica en la solicitud de empleo.

Mencionar todos los empleos que has tenido, no es necesario, tampoco que pongas una lista de actividades diarias en cada uno de ellos. Recuerda: enfoca tu CV a los logros que has obtenido.

Revisa la ortografía antes de enviar cualquier documento. Ya sea tu CV, tu carta de presentación o al redactar un correo electrónico de confirmación, debes cuidar siempre la gramática y ortografía, es parte también de tu imagen profesional.

¡Revisa y corrige tu CV!