El mexicano que trabaja y su alter ego digital

En México durante el mes de Marzo de 2010, 15.5 millones de personas estaban conectados a internet según datos de comScore.com. Esto es 20% más que el año anterior. Cada uno de ellos pasó 28 horas en línea en promedio, consumiendo 1,898 páginas de contenido y conectándose 49 veces durante el mes, 18.6% más que en Marzo de 2009. En cifras totales es una enorme cantidad de tiempo, por lo que entonces surge la pregunta: ¿A qué hora nos da tiempo de trabajar? Para descifrar la incógnita, Monster.com.mx decidió preguntar a sus usuarios ¿para qué usan internet en el trabajo?, arrojando los siguientes datos:

 

40% respondió que únicamente utiliza internet para el correo de su empresa y consultas ocasionales tales como correo personal o revisión de cuentas bancarias. En este caso generalmente se trata de personas mayores a los 25-30 años que forman parte de otra generación, es decir, no crecieron con Internet como parte fundamental de su vida y trabajo, por lo que encuentran poco sentido al uso de redes sociales, blogs, noticias y videos por internet.

 

En contraste, y muy cerca de alcanzar al grupo anterior, un 38% asegura que utiliza internet para todo: enterarse de noticias, entrar a redes sociales, estar en contacto con amigos y compañeros por Messenger, ver videos en Youtube, etcétera. Este es un grupo más conectado y ciertamente quienes lo conforman utilizar internet 50/50 para el trabajo y para motivos personales. La tendencia es que este grupo aumente exponencialmente en próximos años. Tomemos en cuenta que ya es una imagen común encontrar en universidades a alumnos subiendo fotos a Facebook desde sus smart-phones y actualizando su Twitter, un comportamiento apegado a su estilo de vida.

 

Por otra parte un 16% respondió que tiene muy restringido el uso de internet en su trabajo; el bien conocido aviso “Websense” en tantas empresas. Esto realmente causa molestia al grupo anterior, quien normalmente alegará que es una medida por parte del empleador para aumentar la productividad a como dé lugar. Sin embargo, la realidad la puede dar quien se encargue del área de sistemas. Internet también es blanco de phishing, espionaje, virus y demás ataques que podrían afectar los sistemas y servidores de la empresa. Es muy normal que cada 5 años exista una pérdida significativa o total de la información por este tipo de errores humanos y virus a sistemas no protegidos, por lo que muchas empresas toman la política de bloquear sitios sospechosos antes de lamentar alguna catástrofe.

 

Finalmente un 6% respondió que no cuenta con internet en su trabajo, ya sea por el giro, puesto, políticas off-line, o por ser Pymes. Sin embargo, es una tendencia a la baja ante el crecimiento de la comunicación.

 

Al final del día, cada empresa tomará sus propias decisiones respecto a las políticas del uso de internet, sin embargo resulta un hecho que poco a poco la implementación de la web en los negocios – incluso hasta en los giros inimaginables – puede llegar a ser motor del mismo.