¿Te gusta tu trabajo?

Mexicanos pasan mucho tiempo ocupados en tareas que les disgustan.

 

El trabajo ocupará gran parte de nuestras vidas, por lo menos ocho horas diarias los cinco días de la semana por unos 40 años y definirá nuestro estilo de vida e incluso salud. Visto de esta forma, el trabajo en el que estemos no debe ser elegido arbitrariamente, sino de manera selectiva, enfocado a permitirnos explotar nuestras habilidades y a que podamos disfrutar diariamente. Al hacer la pregunta: ¿Disfrutas tu trabajo actual?

 

Poco más de la mitad de las personas que respondieron, un 52%, dijeron estar bien en su trabajo, sin embargo no se cierran a mejores oportunidades. Tal porcentaje puede tener varias lecturas:

 

Comodidad con el empleo actual, pero se conoce que se puede obtener un mejor sueldo en otro lado.

Conformismo, se puede estar en un trabajo bien remunerado pero no satisfactorio a nuestras habilidades.

Simplemente ambiciones personales.

Por otro lado, el 22% de los encuestados dijo que no disfruta su trabajo y que es “un martirio diario”. Normalmente este tipo de situaciones resultan involuntarias, a nadie le gusta realizar algo que no quiere, sin embargo es común que por necesidades económicas o por un ambiente que no es el adecuado, gradualmente se pierda la motivación.

 

Igualmente se encontró que el 16% de los participantes disfruta su empleo “más o menos”, es decir, que no explotan su verdadero potencial y no encuentran certeza o seguridad total en su trabajo, pueden tener días buenos y exitosos, pero al final del día siguen teniendo dudas y mediana satisfacción en su trabajo.

 

Finalmente encontramos al restante 11%, aquellos que definieron “Me encanta mi trabajo”. Dicho grupo es verdaderamente pleno en su labor y logró dar justo en el clavo, son fieles a sus compromisos laborales, comprenden la misión y visión de su empresa, comparten excelente relación laboral y son considerados “colaboradores de confianza”. Incluso pueden recibir ofertas atractivas de otras empresas y rechazarlas. Este grupo, aunque pequeño, tiene alto potencial y motivación para ocupar peldaños más altos.

 

Estos resultados del sentir de los trabajadores y colaboradores mexicanos da mucho que meditar. El trabajo debe medirse como un medio hacia la satisfacción personal y no como un fin meramente económico. Formar parte del 11% que realmente disfruta su trabajo, toma su tiempo, hasta cuatro intentos de empleos.